vender-un-piso-con-inquilino-que-tienes-que-tener-en-cuenta

Vender un piso con inquilino. ¿Qué tienes que tener en cuenta?

24 Agosto 2022

Si quieres vender un piso que tienes alquilado tienes que tener varias cosas en cuenta y no olvidar nunca los derechos del inquilino.

El inquilino tiene derecho a tanteo y retracto

El inquilino de tu vivienda tiene derechos de adquisición preferente, concretamente el derecho de tanteo y el derecho de retracto.

El derecho de tanteo hace referencia al periodo antes de vender un piso alquilado y establece que tienes que informar a tu inquilino/a de tu intención de vender la vivienda, e informarle del precio de venta. El/la inquilino/a tiene 30 días naturales para decidir si quiere comprar el piso, y tendrá preferencia respecto al resto de interesados. 

El derecho de retracto, por su parte, se refiere al periodo después de vender un piso con inquilino. Este reconoce el derecho del/la inquilino/a a reclamar que no le informaste de que que querías vender el piso, que omitiste alguna condición de la venta o que vendiste la vivienda a una tercera persona por un precio más bajo del informado. En este caso, te verás obligado/a a cancelar el contrato de compraventa con esa persona y vender a la persona que tenía alquilada la vivienda con las mismas condiciones que tenía el tercero. 

Por lo tanto, nuestro consejo es que juegues limpio. Por ejemplo, si tienes una vivienda valorada en 220.000€, no le digas a tu inquilino/a que quieres vender la vivienda por 250.000€ para ver “si suena la flauta” y te da ese precio, y si no lo hace pues ya se lo venderás a un tercero, porque se puede volver en tu contra.

¿Qué pasa con el contrato de alquiler al vender un piso con inquilino?

Este punto dependerá de si el contrato de alquiler está o no registrado en el Registro de la Propiedad.

Si quieres vender un piso con inquilino y el contrato de alquiler está inscrito en el Registro de la Propiedad, la persona que compre el piso tendrá que dejar al/la inquilino/a seguir viviendo en el inmueble hasta que termine el contrato de alquiler, en las mismas condiciones. Es decir, que el comprador tendrá que respetar el contrato de alquiler. 

En cambio, si quieres vender un piso con inquilino y el contrato no está inscrito en el Registro de la Propiedad, tendrás que avisar al inquilino/a de tu intención de vender el piso, dándole tres meses de margen.

Si quieres vender un piso con inquilino nosotros te asesoraremos sobre cómo informar de la venta y mediaremos entre las dos partes si hace falta. No olvides que igual el inquilino, especialmente si lleva muchos años en la vivienda, puede ser el mayor interesado/a en comprar tu piso, y esto puede además acelerar mucho la venta. Si quieres más información sobre vender un piso con inquilino, haz clic aquí.


 

Consulta cuánto vale tu piso, gratis, online y al instante

¿Cómo quieres localizar tu inmueble?

¿En qué podemos ayudarte?